Prodigios Sierra de Guadalupe

Biombo

Biombo veduta del Cerro del Chiquihuite. Acrílico en cartulina de algodón y cuero.

Ilustración

Llenas de nubes de pregones  se encuentran las calles,  nubes que se rompen en lluvias de palabras que riegan con vida las paredes grises de cemento, provocando el movimiento de la gente; el pan, el agua, el gas, la fruta y la verdura, todo ese remolino de sonido impulsa la vida de éstas orillas de concreto y cemento.

Ilustración

Tan extraordinario es a la mirada que ésta antigua cuenca antes llena de agua y rodeada de montes y ahora llena de cemento y rodeada de luces se encuentre con un faro que determina el norte, ese cerro coronado de antenas con luces rojas marca la trayectoria de los viajeros, el destino de los aviones y se cubre de historias de los vecinos quienes a veces pueden ver cosas extraordinarias.

Ilustración

La primera impresión al ver el horizonte que se tiene desde las azoteas del norte del  Valle de México es de un enorme tapete de luz de tungsteno que sube y baja por los cerros y orillas, el vértigo de mirar lo lleno, que para en una barda perimetral la cual  contiene el feroz avance de la mancha urbana; sin embargo es milagroso mirar al mismo tiempo que ese chispeante concierto de luz nos acompaña para tender la ropa.

Créditos:

  • Ilustraciones, texto y Biombo: Teresa Irene Barrera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: